Silvano Monasterios: talento venezolano en EEUU




Entre el 26 de junio y el 12 de julio hizo en Caracas varios programas de radio, prensa y una clase magistral en el Conservatorio de Música Simón Bolívar

Cinco talentosos pianistas venezolanos han emigrado a Estados Unidos desde fines del siglo XX y han desarrollado importantes carreras en Norteamérica.
Otmaro Ruiz vive en Los Ángeles, Leo Blanco se asentó en Boston, Luis Perdomo fijó residencia en Nueva York, Ed Simon ahora mora en Orlando y Silvano Monasterios está en Miami.
De los cuatro primeros hemos tenido noticias y han regresado al país para presentar sus actuales trabajos, pero de Monasterios se ha hablado menos, hasta que recientemente estuvo por estos lados.
"Llegué el 28 de agosto de 1990 a Miami. Quería ir a EEUU a estudiar y a crecer, sentía que necesitaba estar más en contacto con la fuente del jazz. En 1989 había ganado una beca en la única edición que se hizo del Miami Jazz Festival. Gané el Premio como Mejor Solista y una beca por un año en el Miami Dade College".
Silvano añade: "Me quedé y conseguí otra beca en la Universidad de Miami, saqué mi licenciatura en música. En el año 2004 me gradué con una maestría en jazz y piano".
Durante este tiempo en Estados Unidos, Silvano, que nació en Caracas en 1964, ha desarrollado una carrera que lo ha llevado a tocar con grandes del jazz y de la música internacional como Mark Egan y Paul Wertico (que estuvieron en el Pat Metheny Group), Sammy Figueroa, Randy Brecker, Donald Byrd, Larry Coryell, Terumasa Hino, Paquito D'Rivera, Arturo Sandoval, Dave Valentin, Néstor Torres, Claudio Roditi, David Lee Roth y Shakira.
Además, "tengo 12 años trabajando para Univisión como pianista, tecladista y arreglista en programas como Don Francisco Presenta y Sábado Gigante".
Siete dólares
-¿Qué es lo más anecdótico que le ha sucedido en Miami a nivel musical?
Me alimentaron mucho las primeras experiencias. Uno de mis trabajos favoritos era tocar los lunes en un "hueco" de Hollywood, Florida: "One night stands", con Ira Sullivan, una leyenda, un multiinstrumentista con 80 años ya. Aprendí un mundo, estuve un año, pero no podía pagar las cuentas con ese trabajo. Trabajé también en Miami Beach en "Moe Jazz" con el trompetista Melton Mustafa. El primer día gané $ 7, y para nada me importó... Me llenaba de energía, el asunto era crecer. Entonces me salió un tour con Shakira, hicimos 80 conciertos y estuve con ella en una gira por Brasil.
Silvano igual refiere Jazz impressions, el disco que hizo con Paul Wertico y Mark Egan: "Una asociación de jazz de Florida quería un 'power trio' y nos llamaron. Hicimos un concierto en el Museum of Art de Fort Lauderdale, lo grabaron y lo sacaron".
-Háblenos de los grupos con los que trabaja.
Trabajo con tres bandas: mi quinteto, que se llama El Ensamble del Cuarto Mundo; el grupo del percusionista Sammy Figueroa y Nu Jive; además del cuarteto de Troy Roberts, saxofonista australiano cuyos padres son de India y toca en mi conjunto.
A la banda de Figueroa (que entre otros tocó con Miles Davis) entró para su segundo CD The Magician, llamado así por una composición de Silvano y que fue nominado al Grammy 2008.
Vale la pena revisar su página web www.silvanomonasterios.com para chequear los reconocimientos que ha ganado en la nación del norte, como el "Best jazz instrumental soloist", que le dio en 2005 la prestigiosa revista de jazz Downbeat.
Incondicional
Unconditional es el cuarto CD grabado bajo su nombre en EEUU y fue lanzado en junio pasado con el reconocido sello de jazz Savant.
Silvano comenta que venir a promocionar este CD fue la excusa para volver. Entre el domingo 26 de junio y el martes 12 de este mes hizo en Caracas varios programas de radio, prensa, una clase magistral en el Conservatorio de Música Simón Bolívar y disfrutó de unos días de playa en Margarita.
-¿Por qué no ha venido a tocar en Venezuela?
Tengo 20 años que no toco con mi grupo aquí y eso me duele en el alma. No me han invitado y no se ha dado la oportunidad. He venido pero con el trombonista cubano Juan Pablo Torres a Caracas y con el guitarrista venezolano Leo Quintero (hermano de Frank) a Puerto Ordaz.
A su regreso a EEUU varios compromisos esperan: continuar la labor de promoción del nuevo CD y conciertos en Miami, Chicago y Nueva York.
No solamente en Venezuela se está viviendo una ebullición musical, igualmente sucede con los artistas del país que se fueron a vivir al exterior y de los cuales nos llegan ahora excelentes novedades de sus actividades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Día de la Bandera: Una fecha que acrecienta el sentimiento nacional

100 VENEZOLANOS DEL SIGLO XX / por Hugo R. Marichales

1811, romper cadenas para siempre