Vinotinto elevó su nivel con entrenamientos de alto calibre

gerencia deportiva
Franz von Bergen
fvonbergen@cadena-capriles.com 
 
Cuando se va a presentar un examen de una materia difícil, se aumentan las horas de estudio. Esta misma fórmula ha sido aplicada por los estrategas del fútbol venezolano, lo que ha permitido cosechar los primeros éxitos del balompié nacional a nivel mundial.
Ejemplo de esto es la magnífica actuación de la vinotinto en la Copa América Argentina 2011.
El nivel mostrado no fue producto de la casualidad y, según muchos analistas de fútbol de distintos países, tampoco fue una sorpresa. Todo fue fruto de un intenso cronograma de trabajo que llevó a la selección nacional a prepararse de forma más intensa que potencias futbolísticas como Brasil y Argentina.
Antes del torneo, la selección estuvo concentrada por más de un mes realizando partidos amistosos, perfeccionando las tácticas y las formaciones y optimizando la capacidad física de cada jugador con trabajos especiales en el instituto Athletes Performance de Dallas y en el Centro de Alto Rendimiento que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) construyó en Margarita. 

Equipo inagotable y con recursos 
 
Una de las claves de la vinotinto que destacó en Argentina fue su capacidad física. Todos los jugadores terminaron con entereza los partidos, inclusive el de semifinales, que se extendió hasta la prórroga, en la cual la selección dominó a unos jugadores paraguayos que no podían con sus piernas.
Para alcanzar ese nivel físico, fue primordial el trabajo realizado en el Athletes Performance, instituto reconocido a nivel mundial que prepara también físicamente a la selección absoluta de Alemania y al equipo femenino de fútbol de EEUU, así como a beisbolistas de las Grandes Ligas y a estrellas de la NFL.
Durante los 12 días que pasaron en Dallas, los jugadores fueron evaluados de forma individual y se les prepararon regímenes específicos de alimentación y entrenamiento, según su posición en el campo y sus características.
Este tipo de preparación contrasta totalmente con la que se le daba a la selección años atrás. Manuel Plasencia, director técnico de la vinotinto en 1982 y entrenador del combinado nacional que participó en las olimpíadas de 1980, asegura que en su época no se cuidaba "para nada" la logística y se trabajaba en condiciones "primitivas".
"Hay que reconocer a la FVF la mejora que ha tenido y la gran inversión que se ha hecho. Antes no es que no había talento, lo que pasa es que no existían los recursos para explotarlo", señala Plasencia, que ha dirigido a varios clubes nacionales.
La falta de dinero recortaba la capacidad de trabajo y se sacrificaban aspectos que se cuidan hoy y que han elevado el nivel futbolístico, tales como una nutrición especializada, ayuda psicológica para los jugadores y buenas condiciones de hospedaje. Otra figura cercana a la vinotinto de antaño, Rafa Santana, quien marcó el primer gol de Venezuela en una Copa América, coincide con que el nivel de preparación ha mejorado. Sin embargo, no atribuye todo el progreso a la FVF y destaca que la "evolución" que ha experimentado el balompié a nivel mundial ha contribuido.
"La entrada de la televisión y las empresas al mundo del fútbol ha mejorado mucho la competitividad. La televisión cubre gran parte de los gastos para poder transmitir los juegos y esto aumenta los recursos con los cuales se cuenta para la preparación y entrenamiento", explica.

Trabajo largo

Plasencia y Santana coinciden en que el nivel mostrado en la Copa América no se debe solo al mes de concentración y a la preparación en Dallas. Recuerdan el trabajo que se ha realizado desde el final de las eliminatorias mundialistas, en el año 2009.
"Dallas y Margarita fueron la última escala. Se jugaron 26 partidos amistosos, una maravillosa preparación que nunca había sido hecha y mucho mayor a la de cualquier otra selección. Antes se jugaban tres partidos y no había tiempo para practicar", sentencia Santana, que ha dirigido a varios clubes nacionales.
Por su parte, Plasencia reconoce la labor del director técnico del equipo, César Farías, quien debió tomar "grandes y difíciles" decisiones.
Juan José Buscalia, comentarista argentino de fútbol de Fox Sport, coincide en alabar la actuación de Farías y del cuerpo técnico. Señala que ha sido "calificado, estudioso, trabajador, capaz y detallista".
"Venezuela ha definido su estilo, lo ha pulido, y ha crecido mientras la mayoría criticaba. Lo principal ha sido la apuesta a un trabajo serio y responsable, basado en el largo plazo", asegura el argentino.
De igual forma, otros factores se conjugaron en el proceso de maduración de la selección nacional, que se está dando desde "hace mucho tiempo". Entre ellos, está el crecimiento de los clubes locales y sus jugadores, así como la presencia de varios venezolanos en el extranjero.
"Los clubes de la liga local están trabajando en la misma línea de preparación que sigue la selección nacional. Aunque tienen menos recursos, intentan acercarse al nivel óptimo de una manera más austera", afirma Plasencia, que dirige actualmente al Deportivo Petare.
Juan Arango, Tomás Rincón y Yohandry Orozco juegan en Alemania; "Miku" Fedor y Salomón Rondón lo hacen en España, mientras otros jugadores participan en otras ligas de Europa y América. Plasencia y Santana aseguran que este hecho eleva el nivel de estos futbolistas, que comparten sus experiencias con los otros miembros de la selección y los hacen crecer.

Objetivo: Brasil 2014

Pese a la grandiosa actuación en la Copa América, la vinotinto no tiene comprado su pasaje al próximo mundial de fútbol, aunque arrancará las eliminatorias con la moral muy elevada.
Buscalia recuerda que el sistema de competencia es muy diferente, pues se juegan partidos durante tres años, cosa que "favorece a los más poderosos".
"Al contar con un universo de futbolistas más surtido y con más valores actuando en el mercado internacional, se les hace más sencillo sortear los obstáculos que propone invariablemente la competencia, como jugadores lesionados y suspendidos", explica el comentarista.
Por su parte, Plasencia piensa que la Copa América ha sido una "alerta" para todos los seleccionados, inclusive para Argentina, que mostró un nivel muy pobre.
"Viene ahora otra competencia y Venezuela debe de tener mucha precaución. Hace cuatro meses, la vinotinto estaba muy por encima de seleccionados como Perú, Ecuador y Bolivia, pero estos también demostraron una mejora", indica.
La selección nacional arranca el camino hacia Brasil 2014 el próximo mes de octubre ante Ecuador y Argentina. De aquí a allá, la vinotinto nuevamente tendrá que ponerse a trabajar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Día de la Bandera: Una fecha que acrecienta el sentimiento nacional

100 VENEZOLANOS DEL SIGLO XX / por Hugo R. Marichales

1811, romper cadenas para siempre